Publicado: 30 de Junio de 2015

6 Consejos para usar tus juguetes eróticos
Publicado en Consejos sexuales, Tips de Sexualidad
Los juguetes eróticos son una gran idea para añadir un poco de sal a nuestra vida sexual. Perfectos para disfrutarlos a solas o en compañía, los sex toys revolucionarán tu forma de vivir el placer. Para usarlos correctamente, en Pasionis te damos 6 recomendaciones sobre el uso y la elección de los juguetes sexuales.

1. Nueva pareja, nuevos juguetes

Si estás acostumbrada a incorporar juguetes sexuales en tus relaciones te pareja, lo mejor es que al cambiar de amante cambies también de juguetes. A parte de que lo de saber que tu ex lo uso antes no le va a gustar nada a tu nueva conquista, se trata de una cuestión de salud. Hay muchas enfermedades de transmisión sexual que no presentan síntomas evidentes, y siempre es mejor prevenir que curar.

Convierte el momento de elegir un nuevo juguete sexual en un divertido momento en pareja. Además, es una razón magnífica para probar nuevos artículos, y cada pareja se sentirá más cómoda con una cosa u otra. Recuerda: nueva pareja, nuevos juguetes.

2. Un pepino no es un consolador

Aunque lo hayamos visto en muchas series y películas, lo de utilizar verduras u otros artículos cotidianos como juguetes sexuales no es buena idea. Primero, porque su diseño no está preparado para ese uso y podemos hacernos daño. No querríais saber la de casos extraños que se han encontrado en las Urgencias de tu ciudad… Además, los materiales que no están listos para un contacto directo con las mucosas que nuestro cuerpo pueden fácilmente provocarnos una alergia o reacción.

Si no quieres que tu “artículo de placer” parezca un juguete erótico, no tienes que preocuparte. Hoy en día hay muchos consoladores y otros sex toys que no tienen formas fálicas ni son tan evidentes como antes. Echa un vistazo a nuestro catálogo online y fíjate bien, tienes muchas formas divertidas. 

3. Límpialo bien tras usarlo

Este consejo es básico, pero queremos explicarnos bien. Es obvio que hemos de limpiar nuestros juguetes eróticos tras usarlos, es una cuestión de salud e higiene. Sin embargo, con pasarles una servilleta o algo así no es suficiente. Gasta un par de minutos más en limpiarlos con agua y jabón siempre con ph neutro (un gel de ducha está bien) para que no sufran los colores. o por lo menos con una toallita húmeda también puedes dejarlo perfecto. Guárdalo cuando esté seco, si lo guardas
en un sitio cerrado y estando aún humedo, puede coger ese olor a humedad que no es agradable.

Hay juguetes sumergibles o a prueba de agua, pero cuidado, si no están bien cerrados o la


goma que los impermeabiliza no está en buenas condiciones pueden estropearse. Siempre es mejor


evitarlo en lo posible.



Cuidado con las pilas y enchufes, saca todas las baterías de tus juguetes antes de limpiarlos, ¡no querrás crear un cortocircuito con el vibrador! En el caso de las pilas, el agua las corroe y las oxida, estropeándolas y convirtiéndolas en una batería perjudicial para la salud.

4. Quítale las pilas, déjalo descansar

Si tienes un juguete erótico que va a pilas y siempre que va a usarlo, con el calentón del momento, resulta que no funciona o que tiene muy poca potencia, es porque se han gastado las baterías. Tras usarlo y limpiarlo, quítale las pilas para que tu sextoy tenga una vida larga y feliz. No querrás volver a quedarte con el calentón, ¿verdad?

Igualmente, si tu juguete va enchufado a la corriente, desenchúfalo al acabar de usarlo para evitar que se caliente y que pueda fundirse alguna resistencia. Si ese pequeño componente se estropea ya puedes despedirte de tu vibrador favorito.

5. No vayas a por todas, poco a poco

Muchas mujeres adquieren su primer juguete sexual a través de una amiga. Regalar cosas del sexshop para un cumpleaños es un clásico. Este divertido gesto puede hacer que recibas un artículo que tal vez es demasiado para empezar. Seguro que tus amigas han elegido el juguete más grande y ridículo, y eso hará que se vea confinado a un cajón.

 te recomendamos que, dejando de lado los artículos estrambóticos que te regalen tus amigas, seas tú misma la que elija tus juguetes. No es lo mismo empezar con una pequeña bala vibradora o una crema de efecto frío que vérselas con un consolador realista de tamaño XXL, por mucho lubricante que tengas a mano.

6 - Si el juguete viaja contigo


Y un último consejo, si viajas en avión con algún juguete en la maleta, quítale las pilas, si por algún golpe se pone en marcha.........mejor evitarlo.