Calle Virgen del Puy, 9 Bajo 31011 Pamplona - Navarra

CONTROL DE LA EYACULACION

Una de las causas más extendida entre los hombres para acudir a terapia sexual es su deseo de tener mayor control sobre su eyaculación  durante las encuentros eróticos.

Se considera “eyaculación precoz” cuando el hombre es incapaz de tener un control razonablemente voluntario sobre la eyaculación. Cuando se eyacula de forma totalmente involuntaria.

Si no controlas tu eyaculación como te gustaría, hazte esta pregunta:
¿Hace cuánto tiempo que no te acercas a un encuentro erótico tranquilo, con la única intención de pasarlo bien y sin pensar en cuanto vas a aguantar?

El primer paso es entender por qué te pasa:


Existen algunos casos en los que la causa viene dada por: infecciones de uretra , y de próstata. Frenillo muy corto. Algunas enfermedades neuronales. Esto hay que consultarlo con el médico.

Pero en general tiene un origen psicológico. Por ello lo recomendable es visitar a un psicólogo especialista en sexualidad.

– Puede ocurrir por un mal aprendizaje: si te has acostumbrado a masturbarte de manera rápida sin aprender a reconocer las sensaciones que van desde la excitación hasta el orgasmo, puede ser difícil comportarse de manera diferente en compañía. Por ello, hay que desaprender: masturbarte pausadamente, sintiendo las sensaciones del recorrido desde la excitación hasta el orgasmo.
– Puede ser por el miedo a fallar, a no estar a la altura, a no dar la talla, a no tener habilidad…
– Puede ser por el nerviosismo y la ansiedad provocados por diferentes aspectos.

Para intentar tener un control sobre la eyaculación, hay una técnica muy utilizada, se llama de PARADA-ARRANQUE:
1.- Buscas un espacio íntimo y creas el tiempo para que no te interrumpan. Comienzas a masturbarte tranquilamente.
2.- Cuando veas que te estás acercando a la eyaculación paras en seco tu estimulación.
3.- Cuando haya disminuido algo la excitación, te vuelves a estimular.
4.- Lo repites varias veces (3-4) antes de eyacular.

Se trata de hacer este ejercicio hasta aprender a reconocer el momento de no retorno. cuando ya la eyaculación es inevitable.

En las paradas, para rebajar la tensión sexual para evitar eyacular:
– Hay a quien le viene bien la técnica del apretón: presionar unos segundos en la cabeza del pene con los dedos (no con toda la mano) por abajo en el frenillo y por arriba  a la misma altura en el glande.


– También puede ser que sea suficiente con bajar la presión y el ritmo de la estimulación.

Es muy recomendable variar el objeto usado par la excitación: relatos, fotografías, videos, fantasías, recuerdos propios…. No uses siempre lo mismo.

Existen en el mercado diferentes productos para retrasar la eyaculación, visita la sección de COSMETICA de esta página.